Fernando Pérez Oyarzún será el nuevo director del MNBA

Luego de cumplir con el proceso abierto por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural en el cual participaron 58 postulantes, el arquitecto Fernando Pérez Oyarzún ganó el concurso para ocupar el cargo de director del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA).

Fernando Pérez (1950) es un intelectual, investigador y académico. Es Arquitecto de la Universidad Católica de Chile (PUC), 1977; Doctor Arquitecto de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona, UPC, 1981. Fue decano de la Facultad de Arquitectura y Bellas Artes de la PUC entre 1990 y 2000, donde ejerció como académico desde 1974, siendo actualmente profesor titular. A su vez, fue director de la Escuela de Arquitectura de la PUC entre 1987 y 1990 y director del Centro del Patrimonio Cultural en esa misma universidad. Ha sido Visiting Design Critic de la Universidad de Harvard en 1990, Visiting Fellow del Centro de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Cambridge en 1996 y Simón Bolívar Professor de la misma universidad en 2000. Durante 2007 fue Research Fellow del Swedish Center for the Advanced Study.

  • Te podría interesar:

Inicia el Festival Internacional de Música Contemporánea

Sophie Calle | Todo parte por el final

En paralelo, ha ejercido profesionalmente como arquitecto, habiéndose dedicado a la promoción de las culturas, las artes, la historia, la música, el teatro y el urbanismo, entre otros.

La recientemente confirmada autoridad ha tenido una influencia relevante en el ámbito artístico, cultural y patrimonial en Chile, con alrededor de 50 años de trayectoria, caracterizada por su capacidad para liderar proyectos de envergadura a nivel nacional e internacional. Algunos de sus trabajos e investigaciones han sido expuestos y publicados en Chile y cabe destacar que Fernando Pérez impulsó el programa “La Ciudad y las Palabras” -al alero del Doctorado en Arquitectura y Estudios Urbanos de la PUC- ciclo que ha convocado desde 2007 a importantes pensadores, escritores y creadores nacionales e internacionales, entre los que se cuentan premios nobeles.

“Estamos muy contentos de que una figura tan relevante como Fernando Pérez haya resultado ganador de este concurso público. Estamos seguros que junto al equipo del Museo Nacional de Bellas Artes y en el contexto del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, enfrentará de la mejor forma los desafíos de esta institución fundamental de la historia cultural de Chile que tiene como misión cautelar, proyectar y difundir un acervo patrimonial que pertenece a todos los chilenos, para ponerla en el sitial que merece y corresponde a su misión”, expresó la Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés.

“Su extensa trayectoria como académico, investigador y gestor en el campo del patrimonio cultural nos demuestra su capacidad de liderazgo y gestión para asumir esta gran labor que se le encomienda. Los retos de esta institución son amplios y de diversa índole, desde al mejoramiento del esquema de financiamiento, infraestructura hasta la revisión de las políticas curatoriales y museográficas para situar al museo en un diálogo fructífero en el contexto nacional e internacional, siempre de cara a la ciudadanía” explica la ministra Valdés.

El nuevo director deberá ocupar el cargo por tres años -renovables a un segundo período-, y tendrá como misión concretar los lineamientos del nuevo Plan Estratégico del Museo. Entre ellos destacan la definición en equipo de una política de colecciones, exhibiciones y programación, de cara a los intereses de las personas y las comunidades, avanzar en modelos de gestión, financiamiento, conservación, patrimonio e infraestructura. Asimismo, deberá implementar una estructura orgánica, y mantener un sistema de gestión basado en procesos e indicadores, entre los múltiples desafíos de su cargo.

El concurso se realizó siguiendo las modificaciones definidas en la ley 21.045 y en el Decreto con Fuerza de Ley N° 35 que crea el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Allí se estableció que en un primer llamado el concurso limitaría el universo de postulantes a funcionarios públicos, y en caso de ser declarado desierto se abriría un nuevo concurso para postulantes externos, incluyendo extranjeros con ciudadanía chilena. En esta segunda etapa participaron 58 personas de las cuales 24 pasaron la etapa de curriculum, 12 rindieron la prueba técnica y 6 aprobaron el examen psicolaboral.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.