Mari Grisanti | Trazos del inconsciente

Mari Grisanti estudió Periodismo en la Pontificia Universidad Católica de Chile, pero es el arte visual lo que la mueve a diario siendo su “verdadera vocación, lo que me hace feliz y plena”, señala la artista que ya ha completado más de 19 exposiciones en diversas partes del mundo y que actualmente cursa un Diplomado en Arte en la misma casa de estudios.

  • Te podría interesar:

El autobús convertido en galería que sigue vigente desde 1978

¿Quieres ser un conocedor del arte? ¡Descarga Smartify!

Sus obras, aguadas, marcan un suave movimiento que logra ser percibido por el espectador, ya que se genera un ir y venir del aire, cielo, viento y mar. En sus palabras: “Es un vaivén de emociones, que se plasman con paciencia y que logra paz, tranquilidad, esperanza y luz en quienes lo contemplan”.

¿Qué temáticas has trabajado en tus últimas obras y por qué?

En mi exposición Casa Luz tomo fragmentos de imágenes de sueños que se han repetido durante años y también lugares que visité en el Sur de España, con sus pueblos blancos y casitas blancas con techos rojos. Las obras de mis últimos dos años han tenido este sello. También, cada cierto tiempo, aparecen los globos aerostáticos y algunos árboles. Los encuentro muy simbólicos y me trae paz plasmarlos en mis obras.

¿Has incursionado en otras técnicas?

Hace muchos años que uso técnica mixta con acrílico y carboncillo. Este año descubrí la acuarela, la estoy aprendiendo en el Diplomado de Arte en la Universidad Católica, que estoy cursando actualmente. Descubrí el papel como soporte, y me llevé una grata sorpresa, ya que me ha cautivado trabajar sobre este material tan fascinante y aprender a manejar el agua para lograr transparencias en formatos pequeños.

¿Cuáles han sido tus principales exposiciones de este año y dónde?

Con esta exposición individual cumpliré 19 exposiciones. Este año participé en la exposición colectiva Jemer Art Toy Project, en el Centro Cultural Mizrahi de Ciudad de México, con una escultura en resina de un elefante realizada por la artista mexicana Mónica Martín, que enviaron a distintos artistas en todo el mundo para que cada uno lo pintara de forma especial y única. Fue un proyecto muy lúdico y distinto a lo que había hecho anteriormente. También participé en la exposición colectiva Panneaux del Taller Macaví (al que pertenezco hace diez años), en la sala En Tránsito. Y expuse en el Centro Cultural Palacio La Moneda, en la Feria Temáticas Latinoamericanas.

El año pasado participé en la Art Fair Málaga (España), y anteriormente en Art Expo New York (USA) y Bienal de Arte Contemporáneo de Buenos Aires.

¿Cuáles son tus proyectos futuros?

A corto plazo, participar The Art Week de Miami (Spectrum Miami) a fines de año y durante el 2019 participar ojalá en otra Bienal (el 2016 participé en la Bienal de Arte Contemporáneo de Buenos Aires y fue una experiencia muy enriquecedora). A largo plazo, quiero seguir desarrollándome como artista visual, terminar el Diplomado y seguir avanzando en el camino del arte, que es lo que me hace feliz. Ya tengo la idea para mi próximo proyecto, que espero empezar a trabajar el 2019. También quiero potenciar mi sitio web www.marigrisanti.com

Sobre la exposición “Casa Luz”

¿De qué manera se gestó esta exposición?

Hace dos años empecé con la idea de hacer un nuevo proyecto y de a poco fueron surgiendo las casitas que habitan en mis obras, primero en dibujos, ¡llené croqueras completas! Luego en bocetos y después en la tela. El proyecto fue tomando forma y la esencia de Casa Luz se fue plasmando en todas las telas.

¿Cuánto tiempo trabajaste en estas obras?

Estuve un año completo trabajando en este proyecto y en todas sus obras (28 en total). Quiero hacer un especial agradecimiento a elSuper.cl, Viña Ventisquero y Calugas Artesanales La Julita, quienes me auspiciaron para esta exposición.

¿De qué manera esperas que dialoguen con el espectador?

Espero que el espectador pueda empaparse de la paz, tranquilidad y luz que reflejan mis obras. Espero también que al contemplar mis cuadros se produzca algo en el interior de cada persona, que descubra lo que hay debajo de las diversas capas de aguadas y que imagine lo que está y no está.

¿De dónde tomas los motivos para cada obra?

Mi obra registra trazos del inconsciente, fragmentos de sueños que se han repetido durante años e imágenes de los pueblos blancos del sur de España que se grabaron en mi retina durante un viaje. Mediante técnica mixta, las aguadas suaves e intensas mueven los pigmentos y dejan huella en diversas capas, paisajes oníricos plagados de una paleta cromática luminosa. Los colores son utilizados de manera delicada y armónica, que de manera horizontal o vertical se degradan y componen un sello que identifica mi estilo.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.