Un artista “comm’il faut”

Texto redactado por: Pablo Cayuqueo y Samuel Quiroga

El 18 de julio de 1858 aparece el primer número de El correo literario, revista
mordaz e incisiva que a través de sus artículos políticos, literarios, científicos y de
costumbres manifestó duras críticas a las instituciones. Particularmente acidas eran las
caricaturas que acompañaban cada publicación. Antonio Smith, quien dibujó las caricaturas
de los cinco primeros números, se convirtió así en el primer exponente de la sátira política.
En el primer número se publicó Un artista “Comm´il faut”.

«Comm’il faut es una expresión francesa que significa “como se debe”, es decir, estar de
acuerdo con las convenciones, patrones y modelos de comportamiento adecuado a su
calidad de tal.
[…]
[Smith] Va más allá de una simple caricatura, es decir, se puede reír de sí mismo, pero con
la profunda convicción de que nadie más podría llamarse “Un Artista comm’il faut”.»

Figura N° 1 : Autocaricatura (1858), Antonio Smith (Chile, 1932 – Ibid., 1977), litografía sobre papel, siglo XIX
latinoamericano. Publicada en: El Correo literario. Santiago: Impr. del Conservador, 18 julio de 1858, año 1, n° 1, p.

s/n. Colección particular, Santiago Chile.

Investigadores independientes.
2 Parada, Paula. “Un artista “comm’il faut” Antonio Smith, 1858. Autocaricatura”, en: Quiroga, Samuel y
Pablo Cayuqueo. Arte e imagen. El paisaje cultural en Temuco. Valdivia: Ediciones A89 y Universidad
Católica de Temuco ediciones, 2021, p. 118.

 

A partir de ese momento podemos nombrar a toda una serie de artistas que con sus
particularidades han seguido una ruta semejante, entre lxs que podemos mencionar a Juan Francisco Gonzales, Henriette Petit, Laura Rodig, Camilo Mori y Celia Leyton. Guido
Solar (1982, Chillan, Chile), artista visual, licenciado por la Universidad de Chile en artes
con mención en pintura, ha participado en proyectos de creación y exhibición tanto en
Chile como en el extranjero. Su obra evidencia una línea de trabajo que desde la
interdisciplinaridad artística transita desde la pintura, pasando por la performance, el video, la fotografía, hasta la imagen y el sonido, cuyos atributos más característicos son la
expresividad, sobre todo aquella que se aprecia en el tratamiento de la mancha y en la
gestualidad con la que construye sus imágenes.
Los referentes de Guido Solar, según sus propias declaraciones, son “el expresionismo abstracto, el expresionismo alemán, el Art Brut, el informalismo y el arte naif.” 3 En efecto, las soluciones visuales plasmadas en su obra nos remiten a estas estéticas señalada por el artista, a partir de las cuales Solar se sitúa para crear, como todx artista contemporáneo, desde lo que siente, imagina y piensa. La lucida premisa planteada por José Ortega y Gasset, “yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo” 4 , nos
da pistas para comprender la obra de Solar. Su yo construye imágenes cuya comprensión
requiere de una reflexión previa que tome en cuenta las circunstancias de un artista inmerso y consciente de la profunda crisis que vive el mundo contemporáneo. Su salvación, y por extensión la nuestra, la encuentra en una reconexión con los aspectos emocionales de la existencia. Siguiendo a Ludwig Klages, quien defiende la primacía del alma por sobre el espíritu, las imágenes de Solar requieren que silenciemos a la razón para dejarnos llevar por el laberinto de nuestras emociones.

 

Brizuela Edgar “Se inaugura exposición de Guido Solar en la Pinacoteca de la Escuela de cultura Artística”,
en: DAEM Chillán, disponible en: https://daemchillan.cl/2017/05/08/se-inaugura-exposicion-guido-solar-la-
pinacoteca-la-escuela-cultura-artistica/
Ortega y Gasset, José. Meditaciones del Quijote. Madrid: Publicaciones de la residencia de estudiantes,
1914, pp. 43 – 44.

 

Figura N° 2 : Jinete (2021), Guido Solar. Esmalte, témpera y acrílico sobre tela, 35 x 25 cms. siglo XXI latinoamericano. Colección del artista.

 

“Mi trabajo —sostiene Solar— es ante todo emocional, mi pintura es un permanente
diálogo con el pensamiento del filósofo alemán Ludwing Klages”. 5 Klages considera la
lógica, lo racional, lo objetivo, como expresión de un espíritu caracterizado por lo
impersonal y lo trascendente, todo lo cual condiciona, limita e incluso destruye la
capacidad creadora del alma; en tanto, que el alma es una expresión dionisíaca, vital y
dinámica. Según esta premisa el espíritu, por medio de lo racional y lo objetivo, solo nos
conduce a una rigidez cadavérica y mecánica que a partir de conceptos va destruyendo el
mundo fluido y vital de los mitos. En síntesis, Solar articula desde lo emocional los valores
y categorías con las que dota a sus imágenes.
Desde el punto de vista de las soluciones formales, el propio Solar nos da las
coordenadas para rastrear los atributos que constituyen sus imágenes. Estos provienen de distintos movimientos, tales como el expresionismo abstracto, el impresionismo alemán.

el Solar, Guido. “Statement”, texto inédito no publicado.

informalismo, el arte naif y el Art Brut. Solar posee el buen oficio académico propio del
artista que domina las formas, el manejo del color, la línea valorada y el predominio de la
expresividad y el color por sobre el dibujo mimético, a la vez que conoce bien cómo
estructurar la perspectiva y la aplicación de cánones clásicos para construir imágenes
miméticas. Sin embargo, Solar juega también con atributos que lo sitúan fuera de la caja del arte académico tradicional, como cuando deliberadamente incorpora un color sucio o
insaturado para destacar la gestualidad y expresividad con la que dota, desde la forma, a sus imágenes. Y esto es congruente con su intención de incorporar elementos característicos del expresionismo abstracto, el impresionismo alemán, el informalismo; aun cuando, en un juego deliberado y contradictorio, incorpora elementos del ámbito del arte naif y el Art Brut.

Figura N° 3 : Crepúsculo (2010), Guido Solar. Santiago registro fotográfico 70 x 100 cms. siglo XXI latinoamericano.

En términos generales, se considera que el Art Brut, también conocido como arte
marginal, se articula a partir de las premisas de un(a) creador(a) que opera sin ocuparse ni
informarse de las expectativas del ámbito artístico o social al que pertenece; y aspectos
como la inmersión y la intuición aparecen como una constante entre lxs artistas
pertenecientes a este ámbito de creación. Por una parte, la inmersión es una operación
clave, pues a partir de ella surgen expresiones artísticas que más bien están relacionadas
con la imaginación y la elucubración. Por otra parte, guiadxs por la intuición estxs artistas
se enfocan en sus intereses particulares, sin considerar los convencionalismos de una
formación académica. En ambos casos, ya sea a tientas o asumiendo el control de su
formación, los contenidos se articulan en congruencia con sus intereses personales, a partir de los cuales construyen un repertorio cuyos atributos constituyen un sistema cerrado en tanto microcosmo personal y/o fuera de marcos tradicionales e incluso institucionales. En tanto, el arte naif se constituye de un modo semejante al Art Brut, aunque con una historia que tiene puntos que le diferencian que en este caso no ahondaremos.

Figura N° 5 : Entierro (2010), performance realizada en Santiago, Facultad de Artes, Universidad de Chile.

Guido Solar. Registro fotográfico sobre papel, 100 x 70, siglo XXI latinoamericano.
Para realizar sus proyectos de creación visual Guido Solar explora con habilidad en
aquellos ámbitos de creación artística que se sitúan fuera de los límites de la institución
arte. Al mirar su obra observamos que es congruente con sus posturas, aunque también es
posible emparentarla con otro ámbito creativo, el Neo-pop. Este movimiento alcanzó una
visibilidad que lo convirtió en una atractiva opción estética para una significativa cantidad
de artistas de la década de 1980. Bajo la premisa de que cualquier representación es
estrictamente humana y, por lo tanto, popular, estxs artistas indagan en las múltiples
interpretaciones que potencialmente cada expresión puede tener a causa de las distintas
lecturas que cada persona puede hacer. También rechazan la idea de un arte superior y
elitista en favor de un arte cercano a las personas, como Keith Haring, quién construye
imágenes accesibles, sencillas y lo suficientemente genéricas como para que sean
apreciadas, sin una intervención crítica, por cualquiera. El uso deliberado de la
expresividad del color, la gestualidad de las formas y los trazos intensos del dibujo de este
movimiento tienen una marcada presencia en la obra de Guido Solar, quien es claramente
un artista “comm’il faut”.

Figura N° 4 : Cráneo (2010), Guido Solar. Fotografía sobre papel, 70 x 100, siglo XXI latinoamericano.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.