Ópera | Fausto: así sufren los de alma corrupta

La ópera Fausto se presenta en el Teatro Municipal de Santiago. La dirección musical de ambos elencos está a cargo del maestro Pedro Pablo Prudencio. Con esta temporada son 38 veces que la ópera de Charles Gounod llega a escena en este escenario, y en días revueltos se entiende más que nunca que se debe a una pregunta que esta obra plantea a toda su audiencia ¿quién tiene tiempo de obrar bien cuando el diablo camina entre nosotros? Funciones hasta el 16 de noviembre.

“Cuánto me río de lo bella que soy”

Margarita es la belleza de un pueblo y la virtud de una nación. De buena familia, su hermano Valentín hace respetar la tradición, la fe y la tierra donde nacieron ellos y sus antepasados. Por eso, por el placer de corromper un alma pura y sembrar la desdicha en los corazones, Mefistófeles la elige para tentar al Doctor Fausto. En el primer acto el anciano al borde del suicidio recibe la visita del señor de los infiernos, el diablo Mefistófeles viene a ofrecerle un pacto: “tú serás mi amo aquí, yo seré tu amo allá”. “¿Allá?” pregunta el doctor, que en sus muchos estudios sabe de la eternidad de sufrimiento que lo espera en ese “allá”. Duda y toma distancia de la proposición del apuesto caballero que elegantemente oferta sus dones. Pero una aparición, una visión de virtud, llega a escena. Es Margarita, bailando, riendo, iluminando la vida en su ligero paso. Cuando el diablo promete juventud y a la doncella, Fausto accede al acuerdo que sellará su destino.

Fausto TMS 2019 - Créditos Marcela González
Fausto TMS 2019 – Créditos Marcela González

Lo que no sabe el doctor, a pesar de los libros y la experiencia, es que la presencia de Mefistófeles extiende la avaricia como un cáncer, corrompiendo más allá de la salvación no solo a Fausto, que sufrirá en el averno, sino volviendo un infierno la vida de los vivos. Miren al joven Siebel, enamorado de la hermana de su amigo Valentín. ¿Cuánto sufrirá al verla cambiada, luciendo las joyas que el diablo ha facilitado al nuevo pretendiente? Siebel, que tiene un humilde regalo, es opacado por la riqueza que el demonio regala a Fausto para seducir a Margarita, y ella no demora mucho en abandonar sus principios y aceptar los regalos de su nuevo pretendiente, sin preguntar mucho sobre su pasado, sin importarle mucho el cariño que un acto atrás manifestaba a Siebel invitándolo a bailar “Ainsi que la brise légêre”. Cuánto será su dolor al ver a Margarita convertida en una mujer que vanidosamente se regocija al lucir las joyas, diciendo “cuánto me río de lo bella que soy”.

Te podría interesar:

El país se mueve ¿La cultura se paraliza?

Entrevista | Rodolfo Sambingleni, “encuentro a la orquesta en un momento muy bueno de madurez artística”

Fausto TMS 2019 - Créditos Marcela González
Fausto TMS 2019 – Créditos Marcela González

La inversión del rito

“La música más taquillera y la que se uno puede tararear es la Mefistófeles” dice Pedro Pablo Prudencio sobre las composiciones de Gounod para Fausto. Tal como en El abogado del Diablo, la vanidad y el disfrute fácil son las herramientas favoritas para tentar a las personas que se olvidarán del daño que causan sus acciones. El público se olvida que es Satanás quien viste el lustroso traje, y siguen atentos con la mirada sus gestos, marcando el ritmo con sus pies. La figura oscura genera un magnetismo ineludible, que trastoca y revierte vidas particulares, marcando pueblos enteros. Véase la escena en que Margarita, ahora madre, busca perdón de sus pecados en la Iglesia del pueblo. Quiere bautizar a su hijo nacido fuera del matrimonio, pero solo encuentra rechazo y condenación por sus actos. Su hermano arriesga la vida en la guerra y ella se entrega a placeres sin respetar la tradición del matrimonio. Un sacerdote de vestimentas rojas la maldice, la angustia crece en el pecho de la desdichada y el brillo infernal del rojo se acrecienta. Aquí el crimen que conmueve en su horripilancia: dan muerte al bebé.

Fausto TMS 2019 - Créditos Marcela González
Fausto TMS 2019 – Créditos Marcela González

La inversión del rito: lo que debía ser un bautizo se transforma en un entierro, tal como sucede con la llegada del hermano de la protagonista, que al volver de la guerra supondría que tendría un momento de alegría producto del reencuentro, pero como Valentín se entera que su hermana está convertida en madre soltera no puede sino batirse a duelo con el Dr. Fausto y volver a la violencia que la guerra imprimió en su cuerpo. El daño que causa Mefistófeles corroe todos los espacios, le quita al pueblo a un héroe de guerra,  perpetuando la violencia. El diablo provoca, el pueblo sufre. ¿Quién podrá salvarse de la condenación? ¿Quién podrá mirar a Dios cuando Mefistófeles ofrece una salida fácil a cada dificultad? Cuando el dolor amargue toda la vida ¿puede el arrepentimiento sincero salvar un alma?

Fausto TMS 2019 - Créditos Marcela González
Fausto TMS 2019 – Créditos Marcela González

Para cerrar, cabe destacar la escenografía a cargo de Renato Theobaldo, con estructuras modulares que construyen con la rapidez del deslizamiento nuevas y funcionales escenas, de gran belleza y retocados detalles, propios de un espectáculo de altísimo nivel. Debido al acontecer nacional las funciones de Fausto son a las 14 horas, los boletos para la función del 16 de noviembre en el Teatro Municipal ya están agotadas.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.