Recuerdo tu nombre | Concierto a gran escala en Villa Músicos del Mundo

Recuerdo tu nombre busca ser una posibilidad para reforzar vínculos entre los habitantes de una comunidad y su relación con su entorno cotidiano, una oportunidad de aprendizaje sobre la historia de una disciplina artística y un avance y desarrollo de un lenguaje personal en la construcción de un acontecimiento musical.

Recuerdo tu nombre es un concierto de gran escala que celebra el patrimonio de un barrio de la ciudad de Santiago. La «Villa Músicos del Mundo» es un barrio en la comuna de San Joaquín compuesto por 22 calles con nombres de compositores desde el siglo XI al siglo XX. El concierto consiste en una procesión cronológica de calle en calle, desde Guido D’Arezzo hasta Enrique Soro, y en cada una de ellas uno o más músicos (en total alrededor de 150) interpretarán en instrumentos de cuerda, una o más pieza del compositor correspondiente, en espacios diseñados entre los vecinos y alumnos de la escuela de arquitectura de la Universidad de Las Américas. El concierto, de carácter gratuito, tendrá lugar el día sábado 10 de agosto de 2019, entre 11:00 y 19:00 y el público, acompañado de un programa y un presentador, podrá recorrer este entorno y escuchar a diversos músicos interpretando el desarrollo del lenguaje musical de occidente.

El evento finaliza con un banquete entre vecinos, músicos y el equipo de producción.

  • Te podría interesar:

Construcciones imposibles | María Edwards | MAVI, Santiago 

Cuerpos maternos. Una travesía de lo íntimo a lo social | Colectiva | Galería BECH

En pocas palabras…

Sebastián Jatz, compositor, creador y organizador de esta iniciativa nos cuenta un poco más sobre la manera en que se creó este concierto y la manera en que afecta a la comunidad.

¿Cómo surge esta iniciativa? 

Iba viajando en micro al sur por Vicuña Mackenna y vi por la ventana las calles Juan Sebastián Bach, Mozart y Schubert pasar una tras otra. Sorprendido, revisé el mapa de calles y me encontré con que existía este barrio que reunía a 22 compositores abarcando casi toda la historia de la música escrita. Años después, y luego de haber realizado otros proyectos musicales de gran envergadura, me propuse llevar a cabo esta idea, que básicamente consiste en volver sensibles estos nombres, creando un acontecimiento musical que tenga aristas educativas, patrimoniales y de comunidad. Luego de varios intentos fallidos de levantar los recursos necesarios, finalmente obtuvimos un Fondo nacional de música para llevarlo a cabo junto a mi colega Tomás Brantmayer, con quien hemos realizado otros proyectos grandes como, por ejemplo, ASLSP de John Cage en el templo del Campus Oriente de la Universidad Católica el año 2016.

¿Cuál fue la recepción de los vecinos de la Villa al enterarse de este proyecto?

Los vecinos han sido grandes colaboradores del proyecto, muy entusiasmados con que se realicen esta tipo de actividades en el barrio. Las cuatro juntas de vecinos han sido muy cooperativas y, por ejemplo, nos han brindado testimonios y recuerdos del barrio que luego los alumnos de arquitectura de la Universidad de las Américas han convertido en una serie de dispositivos acústicos, escénicos y mobilarios que acompañarán a los músicos y al público en cada calle. Después del concierto celebraremos con todos ellos, los músicos y el equipo de producción en un banquete comunal.

¿Consideras que la música de estos compositores se ha hecho presente en los vecinos dada la identificación de los nombres de las calles con su vida cotidiana?

En muchos casos los nombres que llevan las calles son solamente nombres, ahí radica el valor de este proyecto, que permite a los vecinos tener otra perspectiva de las vidas, obras y sensibilidades de estos personajes de la historia. De seguro su vida en el barrio no será la misma después de este concierto y si todo sale como esperamos, quizás pueda volver a realizarse en los años siguientes, convirtiéndose en una fiesta barrial que trascienda esta ocasión.

Villa Músicos del Mundo

La particularidad de este barrio es doble. Por un lado es una afirmación urbana de apreciación por la música (22 compositores, desde el inicio de la escritura musical hasta el modernismo) dando una identidad a sus habitantes, aunque esta música solo esté presente de modo visual e inconsciente y no de manera sensible como sonido. Por otra parte, este barrio ha logrado resistir el avance del mercado inmobiliario, conservando su patrimonio arquitectónico e histórico. «Recuerdo tu nombre» busca realzar estas características ofreciendo una revitalización de una comunidad mediante una actividad musical que valorice su entorno cotidiano. La comunidad será un agente clave en la reconstrucción de su memoria urbana, la selección de puntos en el área, la construcción de espacios para la interpretación musical, además de la realización de un banquete comunitario.

Objetivos y antecedentes
Tanto para los vecinos del barrio como para el público general, el concierto ofrece una oportunidad de apreciación de todo un lenguaje artístico: a lo largo de 8 horas se podrá ser testigo del desarrollo y transformación de la música durante diez siglos. Además, emplazado en un entorno urbano, Recuerdo tu nombre busca generar una experiencia artístico-educativa nueva respecto a la escucha musical: una intervención urbano musical, vinculando espacio y sonido, historia y patrimonio.
Este proyecto es una continuación de una serie de trabajos de similares características, como Musicircus, Vexations, Cien Acordes Geométricos Extendidos, ASLSP y la Puja de Gong, donde la música es realizada por un gran número de músicos, durante una cantidad de tiempo extendida, potenciada por un espacio particular y disponible de manera gratuita.

Recuerdo tu nombre busca ser una posibilidad para reforzar vínculos entre los habitantes de una comunidad y su relación con su entorno cotidiano, una oportunidad de aprendizaje sobre la historia de una disciplina artística y un avance y desarrollo de un lenguaje personal en la construcción de un acontecimiento musical.

Programa:

Ficha Técnica

Idea, producción y dirección: Sebastián Jatz Rawicz

Producción y asesoría musical: Tomás Brantmayer

Diseño: Gonzalo Ramírez

Escenografías: Julio Suárez, Mauricio Nilo y alumnos de segundo año de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Las Américas.

Banquete: Anna Braghinni

Registro audiovisual: Martín Salas Pequeño

Arriendo de pianos: Edison Guerrero

En colaboración con: Municipalidad de San Joaquín, Corporación Cultural San Joaquín, Juntas de vecinos Villa Músicos del Mundo, Junta de vecinos Población Isabel Riquelme, Junta de vecinos Músicos del Mundo, Junta de vecinos Villa Las Flores.
Proyecto financiado por: Fondo para el Fomento de la Música Nacional 2019

Músicos participantes: Coro de Ingeniería UC a cargo de Eduardo Jahnke, Viri Cantores de Santiago, Camilo Brandi, Luciano Taulis, Marco Carrasco, Katherine Arriola y Andrés Hernández, Eduardo Sato, Cuarteto Austral, Rodolfo Mellado, Coro Orfeó Catalá, Orquesta de Cámara de San Miguel a cargo de Israel Olivares, Francisco Huerta, Josefina Pérez, Javier Covacevich, Daniela Shejade, Ensamble Noves Veus, Andrés Silva, Dúo LaMar, Cristián Alvear, Eduardo Browne, Fernando Espinoza, Samuel Poblete, Samir Barrientos, Fernanda Ortega, Paulina Suazo y Diego Castro.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.