30 años: humanista y viajero | José Venturelli | MNBA, Santiago | 23/08 – 04/11

A tres décadas de la muerte del artista chileno, la exposición José Venturelli, 30 años: humanista y viajero, que se presenta entre el 23 de agosto y el 4 de noviembre en el Museo Nacional de Bellas Artes, hace una revisión al legado del creador tanto en nuestro país como en el extranjero, apartir de una variada selección de obras y de un plan de mediación que invita a reflexionar tanto al visitante como a los ciudadanos del mundo virtual.

  • Te podría interesar:

El arte visual se toma Santiago con exposiciones imperdibles

Pabellón de Chile se traslada al Centro de Arte Contemporáneo de Cerrillos

Bajo la curatoría de Christian Leyssen Silva, la gestión de la Fundación José Venturelli y el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través de la convocatoria Fondart 2018, esta muestra conmemora y reivindica la figura de José Venturelli (Santiago, 1924 – Beijing, 1988) como un artista comprometido, viajero y profundamente humanista. Un autor que se propuso retratar la realidad social, inspirado en los grandes ideales y cambios que vivió la sociedad de su tiempo; involucrándose con intelectuales, políticos, obreros y campesinos; e incorporándose de lleno en las reformas culturales que le tocó vivenciar.

La propuesta curatorial, que incluye grabados, dibujos, pinturas, afiches, murales y vitrales, se plantea a partir de una revisión de la labor del artista en Chile (1942 – 1950/1966 – 1973), China (1951 – 1959), Cuba (1959 – 1964) y Suiza (1973 – 1988), países considerados los centros o plazas principales en los que trabajó extensamente y desde los que se trasladó además a otros destinos.

Durante estos viajes, destacan hitos como su amistad y colaboración con el artista mexicano David Alfaro Siqueiros en su famoso mural Muerte al invasor en Chillán; sus grabados para la ilustración de la edición clandestina de Canto General del Premio Nobel de literatura Pablo Neruda; su labor como precursor de las relaciones de Latinoamérica con la República Popular China y su influencia en el arte de este país. También son relevantes los murales que realizó en Cuba por encargo del Che Guevara y el mural más grande de Suiza, en la Escuela Balexert, así como los que hizo en la casa Central de la Universidad de Chile y en el mítico edificio de la UNCTAD III.

De acuerdo al curador, desde un “realismo expresionista”, la obra de Venturelli “posee tres grandes ejes temáticos: el padecimiento de la pérdida de dignidad; una búsqueda para regresar a ella como a un origen y la construcción de un camino común. En éstos se hacen presentes a su vez dos motivos basales: el ser humano y la naturaleza, los que él piensa en una mutua y determinante continuidad existencial”.

Reflexión participativa ¿De qué modo las imágenes y temas de Venturelli se hacen actuales? En torno a estas y otras interrogantes busca reflexionar el plan de mediación, que con el apoyo de Red de Mediación Artística y de Intact Proyect, se implementará durante la exhibición, replicando el alma comprometida, viajera y expansiva del creador chileno. Museo Nacional de Bellas Artes José Venturelli, 30 años: humanista y viajero 23 de agosto al 4 de noviembre de 2018

Interacción en sala Mediante postales impresas se invitará al público a responder y generar preguntas sobre la actualidad de las problemáticas y motivaciones que inspiraron al artista. Las postales podrán ser depositadas en un buzón instalado en la muestra.

Interacción en Twitter Se generará un vínculo entre la muestra en el MNBA y personas que habitan o circulan en espacios próximos a otras obras del artista, situadas en Cuba, China y Suiza, las que también tendrán presencia en la sala a través de reproducciones. Etiqueta: #VenturelliPregunta

El resultado de ambos tipos de interacción se recopilará y se difundirá en la página: www.joseventurelli.com

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.