Tomás Martínez | Entre el dibujo y la multiplicidad

Desde pequeño, Tomás Martínez estuvo rodeado de arte. Desde el diseño, la arquitectura, fotografía, pintura y hasta la decoración, su familia rondaba la creatividad y lo empapaba de ella. Esta forma crear, se manifestó ­desde siempre­ como algo primordial en su quehacer diario.

Sus estudios como artista, sus experimentaciones y exploración de técnicas parecieran ser tan diversos como las formas de arte que lo rodearon cuando era pequeño. Ha pasado por la pintura, escultura, fotografía, instalación, cerámica gres y raku; además de video, performance y técnicas no convencionales con las que ha logrado vincularse más a nuestros tiempos, que ­en sus palabras­ “están marcados por la inmediatez que impone la tecnología y medios sociales”.

Considerando que has empleado gran cantidad de técnicas ¿en qué materialidad se centra tu trabajo actualmente?

Estos dos últimos años me he interesado por la escritura y el texto, como personaje principal de una nueva investigación que tiene como punto de partida retomar la esencia más purista del conceptualismo norteamericano de mediados de los sesenta y principios de los setenta. Rescatando pensamientos en torno a la lingüística con el uso de tautologías (decir lo mismo) como fórmula bien formada para crear ejercicios donde lo que se muestra Es, no pretende ser otra cosa…

Estas obras de Tomás tienen un dibujo, un retrato, una persona que ­sin necesidad de vincularse con el texto­ está ahí, en reposo. Tal como un objeto de decoración en una antigua casa, como un objeto que dentro de su contexto es necesario sin explicación alguna; que pareciera ser completamente reemplazable o innecesario, pero no. Nos recuerda que el texto está ahí, que somos nosotros quienes lo interpretamos y jugamos con las connotaciones conceptuales, hasta que somos capaces de leer una y otra vez rescatando significante por el significado.

“Me quedo con el uso del retrato como una constante que se ha mantenido a lo largo del tiempo. Hago uso de este en sus variadas interpretaciones para darle vida a la obra”

¿Cuándo comenzaste a incluir texto en tus obras?

Creo que el texto ha estado de una u otra forma presente en las diferentes cosas que he hecho. Un ejemplo es una serie de pinturas que realice hace algunos años que llegue hasta a quemar, no los boté porque lo más importante para mí es que tienen escritos por detrás, revelando dos obras en una.

¿Cómo se da la relación texto/imagen?

Al principio comencé a hacer sólo ejercicios textuales, luego naturalmente apareció la imagen entregándole otras lógicas a la obra y así el collage y dibujo que van asentando cierta fórmula.

El proceso constante de creación e investigación de Tomás, lo han llevado a seguir perfeccionándose en su obra. En este momento se encuentra en Alemania para estudiar y perfeccionarse en artes mediales ­área que aún le  falta incursionar­, mientras tanto sigue trabajando en nuevos proyectos que ayuden a mantener ese entorno creativo que lo indujo al arte visual.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed