¿Cómo cuidar una obra de arte?

Si ya adquiriste una obra de arte en el pasado o nunca lo habías hecho, en Arte Al Límite te damos útiles consejos para su mantenimiento y cuidado:

sin-tituloEs probable que si manipulas incorrectamente una obra, la sometas a un riesgo de daño. Evita el contacto directo con la pieza en sí. Si se trata de un cuadro, nunca toques la tela; en el caso de una escultura, también evita tocarla una vez instalada en el lugar que deseas exponerla. Evita que le llegue humo, restos de comida y nunca la limpies con productos químicos que usas para el resto de tu casa.

La humedad es tu enemiga, no posiciones una obra en lugares con hongos o propensos a otros tipos de peste. De igual manera, no sometas a una pieza artística a la luz solar directa ni a temperaturas demasiado altas.

Si vas a mover a la obra, siempre utiliza guantes y pide ayuda a alguien más. Prepara el lugar de destino con antelación y asegúrate que existe el espacio suficiente para poder desplazarte con la obra. Si vas a moverte largas distancias, procura empacar con cuidado la obra, con la precaución de no dejarla embalada durante demasiado tiempo.

Una vez seleccionado el muro donde colocaras la obra, asegura que haya un espacio entre ambos, para que circule el aire y no se acumule polvo y suciedad.

arte4

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed