Eugenio Ampudia |“El arte es un arma poderosa para cambiar el mundo”

El español, Eugenio Ampudia, logra visibilizar el arte como tiempo, conocimiento, espacio y contemplación de manera crítica y elocuente, en su más reciente exposición El futuro no es de nadie todavía, que se presenta en NC-Arte de Bogotá.

Si el arte dialogara con el arte y los espacios que lo contienen traspasaran las barreras del universo y así mismo volara nuestro pensamiento, la resistencia hablaría. La conciencia y la reflexión se tomarían una exposición que relate, a través de obras, el paso del tiempo en intervenciones universales. Estos aspectos y varias paradojas que se mantienen latentes en la cabeza de los artistas y espectadores son vistos a través de la reciente exposición del artista español Eugenio Ampudia, realizada con la curaduría de la española Blanca de la Torre.

Ampudia propone un futuro no establecido, volátil y cambiante a través de obras de reflexión con el pasado. Para él, “los museos deberían ser más aspersores y menos contenedores”, más allá del sitio turístico, del tesoro invaluable y del espacio que mantiene el estatus social. Es así que propone, a través de instalaciones y videos, que el público se acerque a esta institución no solamente determinándolo como un espacio de conocimiento histórico y de memoria, sino que abra su mente para entender al museo como un lugar que le pertenece.

Dentro de la exposición encontramos obras que hablan del museo como Museum and space (2011), con un video que proyecta una nave espacial transportando al tan distinguido Museo Guggernheim de Nueva York. Además, la serie Donde dormir (2008-2016), uno de los trabajos más reconocidos del artista en el que se apropia de los museos más distinguidos del mundo para relacionarlo con la comodidad del hogar, un sitio cercano en el que realiza la analogía con el arte que allí se encuentra. Igualmente hay otras piezas entre las que se destacan Plaga (2015), una recopilación de las invitaciones del artista que luego convierte en insectos que deambulan por NC-Arte; Huracán y humo (2012) en el que representa –a través de nebulosas– a esta catástrofe que acaba con todo; y, específicamente haciendo alusión al arte y a la cultura, Impression soleil levant (2007), un espacio alfombrado con arena real y que proyecta cómo el mar trae a la orilla piezas emblemáticas de las vanguardias históricas del arte.

Impression soleil levant, 2007
Impression soleil levant, 2007

Eugenio Ampudia responde nuestra entrevista sobre esa su más reciente exposición en la ciudad de Bogotá:

¿Por qué el título de la exposición: El futuro no es de nadie todavía?
Porque el futuro cambia de forma y cambia de manos a cada instante, es gestionado continuamente en el presente por los 7.000 millones de humanos con diversos intereses que pueblan este planeta.

¿Cuáles fueron los parámetros que se tuvieron en cuenta para escoger las obras que conforman la exposición?
Junto a Blanca de la Torre quisimos contar con piezas de los últimos ocho años y nuestro punto de vista sobre el presente. Consideramos que el presente es el tiempo donde tenemos que desarrollar nuestras estrategias, nuestro campo de batalla y teníamos las piezas adecuadas para explicar que el arte es una forma de comunicación especializada que entabla un diálogo abierto con el espectador.

Suele ser su trabajo, en su mayoría video instalaciones ¿Qué contiene este tipo de arte que logró atrapar su atención?
Posibilidades sobre todo, la imagen en movimiento aporta cercanía, se pueden desarrollar discursos más complejos, intervienen más factores y hace que el espectador habite el espacio, creando una atmósfera de intimidad que favorece un diálogo fluido.

Fuego frío, 2005
Fuego frío, 2005

¿Por qué los acontecimientos y hechos históricos son puntos de reflexión para usted?
De alguna manera mis genes me empujan a un acercamiento constante con el género humano en su totalidad y eso incluye lo que ya sucedió. Cuando reflexiono sobre asuntos del pasado lo hago sin nostalgia, revisándolo desde mi punto de vista en el presente, eso facilita una nueva mirada, un pequeño gesto que puede cambiarlo todo.

¿Cuál es su punto de vista sobre el consumo del arte actualmente?
El consumo del arte se desarrolla en una plataforma ultra-liberal, poblada por individuos socialmente comprometidos que tratan de tejer redes sólidas con las múltiples realidades que habitamos, en una búsqueda constante de interlocutores válidos que aporten nuevas posibilidades a esta forma de comunicación.

¿Usted cree que el arte es parte importante para la transformación social?
Me parece una parte fundamental, el arte es un arma poderosa para cambiar el mundo.

Más que la conservación del arte que deja la historia, el museo mantiene viva la memoria de hechos importantes en la humanidad ¿Cuál sería el significado que usted le daría actualmente a un museo?
Los museos deberían ser más aspersores y menos contenedores, deberían crear redes en la sociedad que les cobija en vez de atraer turistas.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed