Verónica Ibáñez Romagnoli | “Las ferias y exposiciones son fundamentales pero hay que dosificarlas”

Durante todo diciembre –y la primera quincena de febrero– la fotógrafa Verónica Ibáñez Romagnoli exhibirá su trabajo en Buenos Aires, Argentina, en la Galería Gachi Prieto. Su exposición se titula Habitar la luz, y es la primera vez que expone su trabajo de forma individual en el extranjero.

Imágenes cortesía de la artista.

El año 2012 Verónica comenzó a participar en ferias y exposiciones en el extranjero, con el propósito de dar a conocer su trabajo en un circuito internacional. Hoy, luego de tres años de mucha dedicación nos presenta su primera exposición individual en Buenos Aires, Argentina. Esta exposición es fruto del gran profesionalismo que ella ha cultivado tanto con su obra, como con su labor de artista. Conversé con ella sobre esta exposición que marca un hito en su carrera, y sobre los desafíos que traerá este nuevo ciclo.

Desde hace algún tiempo vienes internacionalizando tu carrera… ¿Cómo ha sido la recepción de tu obra en el circuito de arte local, versus el circuito extranjero?
Creo que la recepción en ambos circuitos ha sido bastante buena. En general he tenido buenos comentarios, y he vendido mi obra tanto en Chile como en el extranjero… aunque partí vendiendo afuera. Yo creo que el público chileno tiende a ser un poco más tradicional, pero creo que cada vez está más abierto a nuevas propuestas. Pienso que el balance entre ambos circuitos es muy positivo.

© Verónica Ibáñez Romagnoli
© Verónica Ibáñez Romagnoli

¿Esta es la primera vez que expones de forma individual en el extranjero? Cuéntanos qué desafíos has experimentado en esta nueva experiencia.
Sí, es la primera vez que expongo en forma individual en una galería. He participado varias veces en ferias internacionales, pero es diferente. Ahora soy sólo yo y debo apropiarme del espacio e imaginar a través de fotos y planos qué se vería bien y cómo puedo lograrlo. Por otro lado, como el traslado de obras es complejo, la mitad de la exposición se produjo en Buenos Aires ya que toda la fotografía plana se imprimió allá. Esto implicó enviar los archivos en formato digital y confiar en que la prueba de color resultaría correcta con la supervisión de otra persona.

© Verónica Ibáñez Romagnoli
© Verónica Ibáñez Romagnoli

¿Actualmente estás trabajando con alguna Galería que gestione tu obra? Y, ¿cómo ha sido esta experiencia?
En Argentina me representa Gachi Prieto Arte Contemporáneo, y con ella he participado en varias ferias internacionales y ahora en la muestra individual. Estar con ella ha sido una gran experiencia porque es muy movida y me abrió al mercado latinoamericano. En Australia me representa TWFine Art en Brisbane, donde también he tenido una muy buena experiencia. Ha vendido varias de mis obras y el año pasado tuve una exposición junto a otra artista… aunque la distancia a veces es un poco compleja. Tener galería es muy importante porque es un apoyo y una ayuda constante. Aquí, en Chile, a la gente le cuesta entender que no se debe tratar de pasar por ‘abajo’ de la galería, ya que la comisión es la retribución por toda la gestión que ellas hacen. Y eso pasa tanto con artistas como con compradores, ya que muchos no saben cómo es el sistema realmente y por qué debe respetarse.

© Verónica Ibáñez Romagnoli
© Verónica Ibáñez Romagnoli

¿De qué se trata tu exposición?
La exposición se trata de un conjunto de obras que abordan nuestra relación con los espacios a través de luz. La muestra está compuesta de dos partes. En primer lugar, hay 7 fotografías de placa impresas en formato grande, que fueron tomadas en casas vacías o que estaban en proceso de vaciarse. En estos espacios los detalles constructivos y el mínimo mobiliario permiten que la luz y las sombras tomen protagonismo; mientras nos invitan a mirar los espacios de forma silenciosa y contemplativa. En segundo lugar, hay 10 cajas de luz de formato mediano y pequeño donde podemos ver el paso del tiempo a través del movimiento de la luz en diferentes espacios, principalmente en espacios interiores. La exposición es un conjunto de estas dos formas en las que he estado desarrollando el mismo tema.

¿Cuándo comenzó tu interés por fotografiar el movimiento de la luz en espacios cotidianos?
Todo comenzó cuando me fui a Nueva York a hacer un Magister en Artes Visuales. Al llegar a esa ciudad me prestaron una habitación que tenía luz desde muchos ángulos,ya que tenía ventanas en 3 paredes. Además, esta habitación tenía luz desde muy temprano, porque amanecía a las 5 am. Al ver cómo este movimiento transformaba la habitación, me llamó tanto la atención que traté de capturarlo con la cámara haciendo una secuencia de stop motion. Ese fue el comienzo.

© Verónica Ibáñez Romagnoli
© Verónica Ibáñez Romagnoli

¿Qué buscas producir en el espectador?
Mi intención es hacer que el espectador tenga ganas de detenerse un momento a observar realmente la imagen y a reflexionar recordando experiencias propias. Me gusta que cuando vemos que la obra está basada en algo cotidiano, esta se vuelve un fenómeno casi mágico, haciendo que disfrutemos de algo muy simple. Por otra parte, me interesa que el público vea cómo la luz tiene mucha más influencia en nuestra vida de lo que creemos, y que altera los espacios de manera determinante. Un espacio se vuelve acogedor no por sus muebles, o por su forma, sino por cómo la luz interactúa con él. Aunque este interés es un subtexto de mi trabajo, ya que no creo que muchos piensen en eso al ver mis obras, creo que simplemente lo disfrutan.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed