Ciudades (no) blandas | Leonardo Portus | Centro Cultural La Moneda | abril/2020

La nueva exposición de la Galería de Fotografía de Centro Cultural La Moneda
combina una retrospectiva de los trabajos anteriores de Portus, Esta será mi casa
cuando me vaya yo? y Estación Utopía con nuevas producciones, en las que
Portus fotografía materiales de desecho simulando edificios, industrias, torres y
otras estructuras arquitectónicas.

Materiales de desecho cotidianos como cartones para embalaje, frascos de perfume y envases de pasta de dientes, apilados hasta simular edificios, industrias, torres y otras estructuras arquitectónicas, son los materiales con los que el artista Leonardo Portus nos presenta su nueva línea de trabajo.

En Ciudades (no) blandas, Portus deja atrás los altos niveles de manualidad con que elaboraba sus retablos para presentar objetos sin mayor intervención: simplemente enunciados, apilados, evocando formas cercanas a nuestros imaginarios de ciudad. Estos objetos son fotografiados por Portus con tomas aéreas, planos picado y contrapicado, que les entregan una mayor apariencia de edificios insertos insertas en una posible ciudad, y que cobran hoy gran relevancia si atendemos cómo el paisaje urbano ha mutado en las últimas semanas en Chile.

La exposición toma su título del libro Soft City, del inglés Jonathan Raban. En ese texto, Raban define una ciudad posmonderna, en la cual los estilos de vida y las subjetividades de sus habitantes configuran y definen el espacio urbano. Una ciudad híbrida y heterogénea, en la que abunda el caos de las últimas décadas, supeditada al mercado, los desplazamientos, los gustos y las moda, al contrario de lo que sucede en la urbe que Leonardo Portus imagina: una ciudad Moderna, donde el espacio urbano se pensaba y estructuraba de acuerdo a proyectos que perseguían el bien común, incorporando la idea de progreso que hoy, pese a ser ampliamente utilizada, ha sufrido consecuencias insospechadas.

“Santiago es una de las capitales del mundo socialmente más segregadas y con un tamaño desmesurado, donde la especulación inmobiliaria alcanza también al uso del suelo para las viviendas sociales, lugares de escasa plusvalía donde se privilegia la cantidad a la calidad de la construcción. Esto ha tenido como consecuencia el aumento las distancias y el tiempo para el desplazamiento de los más desfavorecidos, una calidad de vida erosionada que habita desde una lejana periferia, y que transita diariamente a un centro que se ofrece como tierra prometida, plena de oportunidades, pero que muchas veces termina siendo sólo un ilusorio brillo en el espejeo de sus edificios”, asegura Portus.

Ciudades (no) blandas consiste en fotografías en blanco y negro que corresponden a la nueva etapa de su trabajo, junto con imágenes a color de dos exposiciones anteriores de Portus, Esta será mi casa cuando me vaya yo? (2012) y Estación Utopía (2014), en las cuales abordó el quiebre en las políticas habitacionales y el ideal arquitectónico modernista luego del golpe militar.

“En días en que el habitar nuestra ciudad se ha enfrentado a múltiples modificaciones y nuevos escenarios en torno a las movilizaciones sociales, las fotografías de Leonardo Portus nos interpelan sobre qué ciudades queremos construir, cómo queremos vivir y convivir en un futuro próximo. Su trabajo es una invitación constante a entrar en estas reflexiones e imaginar espacios posibles para la convivencia y paisajes urbanos que consideren a un ser humano integral y no solamente una mercancía”, asegura la Directora de Centro Cultural La Moneda, Beatriz Bustos Oyanedel.

En tiempos en que la reflexión de una sociedad líquida de Bauman, en la que todas las certezas parecieran desmoronarse o transformarse, resulta inevitable, Ciudades (no) blandas nos entrega la posibilidad de reflexionar desde la fotografía y lo patrimonial nuestro concepto de habitar, más allá de lo funcional y con mayor vinculación a las formas de vida que nuestra sociedad busca impulsar. Portus y el proyecto modernista en Chile

De formación autodidacta, el artista Leonardo Portus ha construido su obra a partir de la observación y registro de los cambios que han experimentado la arquitectura y el urbanismo en Chile. Desde pequeño, Portus se sensibilizó por las demoliciones de  edificios sólidos y de calidad, registrando fotográficamente infraestructura urbana que es inspiración de los retablos y maquetas características de su obra.

Su primer acercamiento a las artes visuales fue a través de la artesanía, construyendo retablos de casas reconocibles en nuestro entorno urbano. Continuó sus investigaciones sobre arquitectura, específicamente sobre la vivienda social, mostrando y rescatando proyectos que fueron parte de ese Chile en tránsito hacia la Modernidad. El ideal arquitectónico modernista truncado en este país por el golpe militar y la dictadura, que transformaron las estructuras e institucionalidad, es gatillante de las investigaciones y trabajos de Portus. Desde ese fenómeno, Portus ha trabajado el concepto de Ucronía, en el sentido de imaginar un posible futuro para la arquitectura y la vivienda social en Chile, si estos proyectos no hubiesen sido interrumpidos por el episodio y el trauma histórico.

Ciudades (no) blandas refleja una etapa distinta en el quehacer de Leonardo Portus, que va más allá de la artesanía y la arquitectura, inclinándose hacia lo más abstracto para referir al imaginario concreto y (si se quiere) “duro” (no blando) del ideal de la arquitectura Moderna.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.