¿Cómo ubicar una obra de arte?

Una parte integral en el impacto del arte es la ubicación en donde este se instala. Un lugar muy oscuro, demasiado grande o con colores que no armonizan puede generar un resultado que reste potencia expresiva a la obra. Para lograr el efecto deseado, te damos los siguientes tips:

-Adquiere arte que armonice con el color del cuarto o lugar donde posicionarás la obra: Si la pintura evoca un ambiente oscuro y denso, sería buena idea ubicarla en una paleta cromática similar. Lo mismo se aplica con diversos tonos y ambientes

Combinación de tamaños: piezas grandes se equilibran con otras pequeñas. Composiciones verticales pueden fluir bien con otras verticales y cuadradas. Solo un tipo de forma y tamaño puede generar un marco plano y poco llamativo, por lo que una combinación puede servir en esta área.

Mezcla de estilos: Esculturas con pinturas, obras figurativas rodeadas de otras abstractas o una mezcla de diversos formatos y técnicas puede ser una posibilidad. A veces la experimentación logra resultados inesperados.

El posicionamiento en la pared: No necesariamente un cuadro debe ser colgado a la altura de la mirada. La distancia recomendada por expertos suele rondar el metro y medio desde el piso. En el caso de estar sobre un mueble, se recomienda posicionar la obra 20 centímetros arriba.

-Si vas a llenar un muro con arte, trátalo como si fuese una sola obra, en conjunción con el espacio donde se encuentra instalado. Una recomendación usual es poner la pieza más grande levemente descentrada y tomar este punto como el inicio de la composición. No es aconsejable colocar dos piezas de similares características una al lado de la otra, lo mismo que un tipo de obras ubicadas en un sector y otras en uno diferente.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed