¿Qué significa la calavera en el arte? ¿Qué contiene en el trabajo de los grandes?

Desde tiempos remotos fue la composición anatómica. La duda de lo oculto bajo la dermis, la curiosidad que mató al gato para explorarlo y descubrirlo. Junto a la antigüedad donde la experimentación práctica representaba una necesidad para el acceso al conocimiento, el artista, entendido como artífice de sentido y creador de conocimiento sensible, acudió a la base única e irreductible del hombre inserto en la naturaleza: su esqueleto.

Caravaggio
Caravaggio

La cabeza es el descubrimiento más selecto de esta investigación anatómica porque la excede claramente. El origen de las ideas soportado por huesos, caparazón reforzado imperecedero. De allí la primera idea de utilizar la calavera como objeto artístico, portador simbólico.

Su composición contribuyó directamente con la visualización específica del crecimiento de la capacidad sapiencial en el humano, dónde se ubica y cómo funciona motoramente, lo que la naturaleza dio origen inexplicablemente. Desde entonces se han sucedido una serie de motivos que ponen sobre la mesa la imagen de la calavera como portadora de sentido en sí misma y de argumento, según se la mire y la época en la que se construya, pinte o hable de ella.

Pero todos, incluso los más grandes ha acudido a su ilustración. Sólo por hacer un conteo desprolijo se siguen artistas como Basquiat, Dalí, Van Gogh, Goya, Frida Khalo, Rembrandt.  Todos ellos con una misión distinta han acudido al objeto dentro del encuadre de sus obras para hablar de argumentos que abarcan tópicos como la muerte, el pensamiento, el morbo, la presencia, la pureza irreductible, la anatomía, la simpleza, el origen. Entre muchos más, indescriptiblemente muchos más.

Últimamente frecuentado por los artistas pop, la publicidad, los íconos de la moda, también han hecho eco a algunas figuras históricas que definen directamente rasgos de la identidad cultural de un pueblo como lo es el mexicano, en el que la figura de la calavera describe, define y permea la historia.

La calavera tiene mucho con la historia porque a través de sus significaciones se pueden extraer conclusiones históricas y caracterísiticas de la sociedad global. Inicialmente utilizada como un elemento de estudio de la fisionomía del cuerpo humano, su imagen y presencia en los trabajos se acercó con fuerza a argumentos como la muerte y el pensamiento.

Marina Abramovic
Marina Abramovic

Es lo que queda luego de la desintegración del cuerpo, lo inmortal de lo mortal visto desde un punto de vista religioso, lo que da cuenta de la huella que deja el cuerpo en la tierra, la evidencia de que alguien existió en el lugar donde cayó dormido para siempre. Y no necesariamente este discurso colinda con la muerte, entendida de manera gótica, oscura, turbia o asociada al miedo. No se trata de la historia lúgubre de un ser humano ni de la ausencia de su alma, en presencia de sus restos. Se trata de la imagen de la perdurabilidad, la prueba de la vida, el núcleo último de los elementos que nos componen.

Por ejemplificar uno de los usos más modernos de la imagen de la calavera, se presentan las Vánitas, que resumen un estilo artístico que se creó durante la reforma protestante, y cuyo fin u objetivo era precisamente debatir respecto de las prohibiciones éticas, morales y religiosas sobre el ser humano, cuando el fin de la existencia era precisamente la muerte.

El argumento  intentaba demostrar que, sin importar cuántas veces el hombre gozara de los pecados capitales o rehusara a llevar una vida sacra y pura, el goce que ello suponía era simplemente una ventaja sobre el resto de la gente que se privara de hacerlo, pues todos terminarían en el mismo lecho: la muerte.

Ahora bien, aquí una visión un poco más romántica, interpretación contemporánea de la figura en sí, alejada de los estereotipos de la moda. La calavera exhibe al humano desnudo, despojado de sus vestimentas y harapos, de la superficialidad. Es la materialización de la composición del ser humano sin más, sin necesidad de arreglos.

Esa imagen iguala a la raza, la vuelve homogénea y demuestra la igualdad en el género, la cualidad y magia de la creación misma de tener un mismo molde para millares de personas distintas. Es la materialización extrema del rostro sin ocultar nada, sin secretos ni demandas de la sociedad que atraviesa. Una forma que obvia la presencia de piel tersa o seca, de maquillaje o jabón, de piel abundante o pellejo, de paleta de color divergente, de pelo, rasgo, adorno.

La calavera es el origen de todo, el semblante más puro y nuclear de la vida, sólo que oculta bajo ropaje. Y su apariencia moribunda soporta al cuerpo mientras vive, le da fuerza para mantenerse en pie y hace posible la existencia.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed