La ejecución y contemplación del arte facilita el desarrollo de la inteligencia

Terminar con la crisis creativa es una de las premisas del siglo. Una serie de estudios se han venido desarrollando y ejecutando desde 2010 y demuestran, en todas sus versiones, que el arte contribuye con el desarrollo de la inteligencia en todos sus ámbitos y que, tanto contemplarlo como ejecutarlo, funciona como vehículo eficaz para conducirse por los caminos del conocimiento y ahondamiento de las ideas.

Una de estas investigaciones liderada por Sousa en 2011 explica cómo “ciertas estructuras de la corteza auditiva solo responden a tonos musicales, que una parte importante del cerebro y del cerebelo interviene en la coordinación de todo tipo de movimientos, como en el baile, que en las recreaciones teatrales regiones del cerebro especializadas en el lenguaje oral que están conectadas con el sistema límbico nos proporcionan el componente emocional o, referido a las artes visuales, que nuestro sistema de procesamiento visual genera imágenes reales o ficticias con la misma facilidad”.

No solo la ciencia, sino la experiencia misma ha demostrado que todo aquello que excede la facultad física y manual contribuye con el desarrollo de la episteme y el mundo de las ideas. La creatividad e imaginación son instrucciones innatas que se les entrega a los niños, desde temprana edad, para que apliquen en su etapa de desarrollo y crecimiento, de manera que puedan hacer uso de esas habilidades y destrezas cuando tengan un criterio formado y la necesidad de crearse una vida. El propio Albert Camus postuló que si el mundo fuera claro, el arte no existiría. Y esta idea es trascendental para entender los resultados que los académicos han hallado al respecto, pues es precisamente a ese aspecto que excede el empirismo y hace guiños al mundo de las ideas, comprensión y la profundización del conocimiento al que alude el desarrollar una afición por el arte. Es decir, el arte entendido como una forma de expresar aquello que se escapa de la realidad, sobre todo aludiendo a aquello que por mucho tiempo se ha intentado responder y aún no tiene respuestas.

Es este vehículo el que debe mirarse desde un punto de vista que no colinda con lo meramente estético y recreativo, sino como una facultad que facilita el desarrollo íntegro y amplio del desenvolvimiento personal. En este sentido, bien dijo Marc Chagall que el arte es sobre todo un estado del alma. Es la vía más expedita que tiene el hombre para materializar sus aspectos sensibles. Es el camino de escape que conecta el mundo sensible con la realidad, que describe en amalgama algo que se sabe subjetivo, y que por su misma condición, describe las características de un autor, artista, época, generación, etapa. Por eso el arte vuelve más inteligentes.

El arte une pretexto, argumento y realidad en torno a la descripción de un tema base inspiracional. Y no se extrae de conclusiones inmediatas, como “porque los números lo avalen” o “porque según un estudio indagatorio los niños que tienen un coeficiente intelectual superior reconozcan el gusto por el arte”, sino porque lo incorporan en su ADN de manera innata como si funcionara espontánea y hereditariamente. Por sólo ejemplificar, también lo explicó Aristóteles: “la finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no el copiar su apariencia”. Y no es una habilidad o un gusto personal, es una facultad de traducir lo que se siente y piensa a un lenguaje que no es creado por el ser humano, sino que se explica por sí solo, sin la necesidad de recurrir a herramientas creadas facilistas.

Las obras de arte nacen siempre de quien ha afrontado el peligro, de quien ha ido hasta el extremo de la experiencia, hasta el punto que ningún humano puede rebasar. Cuanto más se ve, más propia, más personal, más única se hace una vida. 

Rainer María Rilke

Arte es la forma en que el ser humano incursiona en darle forma a sus preguntas, respuestas e inquietudes, en las que el ser humano identifica lo que le hace parecido a su especie, empatiza con otros que han vivido su situación y la expresan: los que se reconocen a través de silogismos inmediatos, parte de una masa colectiva gregaria.

Así lo han identificado muchos y también los grandes exponentes de la historia, de aquellos que sustraemos la idea que tenemos de mundo, de aquellos que intentaron llegar al fondo de la respuestas de nuestras interrogantes, de los que han ido más allá de lo superfluo y rutinario. Una serie de citas de la historia que lo retratan y que te harán reflexionar aquí:

  • El arte no es algo que se pueda tomar y dejar. Es necesario para vivir. Oscar Wilde
  • La calidad de un pintor depende de la cantidad de pasado que lleve consigo. Pablo Picasso
  • El arte es uno de los medios de comunicación entre los hombres. Leon Tolstoi
  • El arte es la Filosofia que refleja un pensamiento. Antoni Tapies

El arte resulta. Surge de lo intuitivo y afectivo y se abre paso y forma desde lo personal, revela signos, simbología e impresiones de experiencias, es indispensable como vía a la reinterpretación del ser, la traducción de recuentos históricos e investigación epistemológica.

¿QUIERES DISFRUTAR DE NUESTRA COLECCIÓN DE ARTE ONLINE? REVISA NUESTRA GALERÍA AQUÍ

 

 

 

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed