Taller 99, memoria colectiva del grabado en Chile

La investigación escrita y editada por Patricia Andaur y Paula Véliz, y publicada por Ediciones UC, recoge la actividad de este centro artístico desde su creación en 1956, obra señera de Nemesio Antúnez y de gran influencia para el reconocimiento del grabado como especialidad en el campo de las artes plásticas.

En el contexto de la celebración de los sesenta años del Taller 99 de grabado, esta obra reconstruye su historia a partir de los testimonios de muchos de sus fundadores y artistas que pasaron por él, además de conocer la experiencia de los actuales miembros, conscientes de la urgencia de rescatar este pasado que batalla contra el olvido.

Por este taller han pasado cerca de 500 artistas y se ha cambiado de domicilio en cinco ocasiones, pero aún conserva las prensas y herramientas que proponen métodos de trabajo de antaño. Tras conocer de cerca el taller de grabado de Stanley W. Hayter, “Atelier 17”, ubicado en Nueva York y París, Nemesio Antúnez decide replicar dicha idea en Chile con el fin de rescatar estas técnicas medievales olvidadas debido al avance tecnológico y la llegada de la modernidad a las artes plásticas.

“Así, una vez instalados en calle Guardia Vieja 99, la cual era la casa de los inquilinos de la antigua hacienda de don Ricardo Lyon, casa amplia y campestre que nos sirvió para entrar a Santiago, para sentir lo que significa ser pintor, pintor chileno, después de vivir 10 años como un transplantado, como un extranjero. Regresaba, en suma, a pintar Chile desde Chile, con una visión más amplia del mundo, con otras proyecciones”, es lo que escribió su fundador en cartas y que, a través de las hojas de Taller 99, memoria colectiva del grabado en Chile, se pueden leer diferentes pensamientos de Antúnez y material de archivo relacionado a la fundación y desarrollo del centro artístico.

  • Te podría interesar

Cine | El Chacotero Sentimental, a veinte años del fenómeno

“Lemebel” | Un caminador, un errabundo, un callejero…

Tras cuatro años de trabajo, la Pontifica Universidad Católica de Chile los invitó a trasladarse al cuarto piso de la Casa Central en Alameda, lo cual significó un gran paso para continuar desarrollando el arte del grabado a través de la enseñanza. La labor del Taller 99 fue reconocido en la Escuela de Arte como una opción de especialidad igual a la pintura y a la escultura, proponiendo una expresión renovada de las técnicas más clásicas como la litografía, la calcografía y la xilografía a diferentes generaciones de estudiantes.

A pesar de tener esta gran oportunidad para difundir el grabado en el ámbito universitario, Antúnez no estuvo de acuerdo en dejarlo todo ahí. En su “carta sobre el grabado” (1989), afirma que “el grabado estaba recluido nuevamente a las escuelas para enseñar a los alumnos de arte, había que reorganizar talleres independientes para los artistas mayores, el grabado estaba enfermo”, razón suficiente para pensar en conjunto con los artistas del centro en una refundación del taller.

Es así como el Taller 99 continúa con su objetivo y comienza un proceso de reubicación en diferentes espacios de la capital. Todas estas memorias y procesos de creación fueron documentados por las autoras en las más de 200 obras contenidas en sus Carpetas Colectivas, archivadas para su conservación y que representan una narración paralela sobre la evolución visual del colectivo. Intercalada con el relato histórico, también se recoge la trayectoria de los bienes muebles que han acompañado a los artistas, como el tórculo de grabado traído desde Francia por Antúnez en 1953.

Taller 99, memoria colectiva del grabado en Chile está disponible en la página web de Ediciones UC, en Librería UC y en las principales cadenas de librerías del país. En paralelo a su lanzamiento en diciembre pasado, el centro artístico, en conjunto con la Municipalidad de Providencia y su Fundación Cultural, inauguraron la exposición “Taller 99 / Providencia: Transcurso de Residencia”, muestra que expone grabados y fotografías que recorren la historia del centro artístico. La entrada es liberada y estará disponible hasta el 16 de febrero.

Para mayor información acerca de la exposición “Taller 99 / Providencia: Transcurso de Residencia”, ingresa al siguiente enlace.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.