Política y conflictos sociales a través del delicado dibujo de Johanna Calle

Desde el 11 de octubre y hasta el 20 de diciembre  la Maison de l’Amérique latine en París, acogerá “Dibujos” la exposición monográfica de la artista colombiana Johanna Calle quien a través de dibujos que cuestionan el poder, da cuenta de las injusticias político-sociales que se viven en el continente americano. 

El largo conflicto armado colombiano y sus consecuencias sobre la población, así como el crecimiento desenfrenado de la urbe y los desastres medioambientales en Colombia, uno de los países más biodiversos del planeta, son algunas de las problemáticas que aborda la obra de la artista colombiana Johanna Calle en la exposición “Dibujos” que se está realizando en París hasta el 20 de diciembre de 2017.

Johanna Calle

Desde hace 30 años, la artista ha desarrollado una aproximación al dibujo, por sobre todo poética y personal, en un lenguaje que interroga la compleja realidad latinoamericana y colombiana. Trabajando frecuentemente con series de imágenes, Johanna Calle dibuja los contornos de territorios complejos, aborda cuestiones relacionadas con la alienación, el poder, el orden social y la fragilidad individual.

Para cada una de sus obras, Johanna Calle investiga profusamente, consulta y verifica fuentes e información, aquella profundización se traduce en series de dibujos experimentando en cada ocasión los medios más idóneos para hacer resonar el sentido de su proceso.

Johanna Calle

Utilizando toda suerte de materiales y técnicas, buscando extraer de ellos su sentido y significación: manipula alambre, hilo, fotografías y papel fotográfico, cartas y textos mecanografiados, perfora cartón, madera e incluso acero. Compone, descompone y recompone, extendiendo así la noción misma de dibujo, cuyo formato puede variar de lo minúsculo a lo monumental. La delicadeza de sus dibujos contrasta con la intensidad de los temas que aborda.

Johanna Calle

Y es que Johanna Calle compone sus imágenes como si se tratase de un poema. Al observar la manera en la que éstas han sido elaboradas, se puede percibir que los materiales y los procedimientos no sólo confieren a la imagen un tono y un ritmo, sino que además, como en la imagen poética, condensan sus significados. Cada elemento evoca y reverbera la esencia de la historia que la artista quiere contar.

De la tradicional idea de dibujo, realizado con lápiz o grafito, sólo subsiste la ausencia de color que caracteriza a esta técnica. El único color es aquel de los materiales empleados o de los tonos del papel soporte. La artista cultiva esta aparente ausencia de color como una austeridad expresiva que apunta a significar más con menos.

Su trabajo se inscribe en la tradición del dibujo conceptualista latinoamericano de los años 60 y 70 (León Ferrari, Mira Schendel, Cildo Meireles), en la cual tanto la libertad creativa como la experimentación incesante buscan reflejar el contexto político y social de su entorno.

 

Más sobre la artista:

Johanna Calle| “Mis obras son el resultado de procesos de investigación que discuten con la investigación de materiales”

 

Prensa
prensa