Colombia | Ilustración | Fulvio Obregón

La ilustración, un talento innato

Entre artistas de Hollywood, el dibujo digital y el arte visual, nos encontramos con la atractiva obra de este artista colombiano, que a través de diferentes etapas ha madurado en su trabajo ingresando a la ilustración de manera plena.

Hablar de Diseño Gráfico es hacer referencia a calidad estética y a comunicación visual. Toda obra vinculada al universo de la gráfica, debe establecer y lograr que el receptor capte el mensaje en una primera lectura; los códigos empleados tienen que llegar a todo tipo de público. Las influencias de los diseñadores son disímiles, en pleno siglo XXI muchos de ellos vinculan sus trabajos con vertientes que pertenecen a las artes visuales, dígase, pintura, escultura, fotografía, grabado, entre otras.

En Colombia, llama poderosamente la atención, las creaciones de Fulvio Obregón, más conocido como Fulaleo. Él, aunque se niegue, posee un sello muy característico dentro de la ilustración. Seguidor de la cultura pop, se apasiona por todo lo relacionado con Hollywood; sus películas, series, la moda, sus artistas, entre otros. Un universo que lo marca y lo diferencia del resto de los diseñadores de su país.

Su producción puede ser dividida en tres etapas: período de experimentación, maduración y hallazgo de su estilo personal. Luego de su graduación como diseñador gráfico en 2012 solo el pincel guiaba el color y formaba a sus personajes. Estos fueron momentos muy difíciles, ejercer sus estudios se volvía una tarea muy complicada, además se encontraba realizando caricaturas sarcásticas para la revista El Clavo. Por otro lado, tiempo después, se inició en la pintura digital y encontró un trabajo que lo acercó más a lo que él estaba buscando; según comenta, hizo –para músicos urbanos– diseños de álbumes y fotografías para sus libros de presentación. Esto fue solo el principio, a fines del 2013 sintió gran atracción y admiración por el arte. Estudió e investigó a los grandes ilustradores de su país y del extranjero, halló referentes en su ciudad y asistió para perfeccionarse a diferentes talleres de ilustración.

En el 2014, se estaba acercando a sus intereses. Realizó técnicas novedosas, pintó solamente con pinceles y sin líneas de apoyo; un gran reto para un artista recién graduado. La serie de los Magnetos, no fueron consideradas como grandes obras pero si le valieron como un tránsito para lo que crea en la actualidad. La pieza Cara Delevingne fue, en este período, la primera ilustración de madurez en toda su carrera artística, abriéndole las puertas intelectuales a un estilo que ya lo estaba atrapando y convenciendo de que había nacido para ser ilustrador. En el dibujo, apreciamos como lo importante a la figura representada, pues el fondo neutro hace que esta resalte y tenga vida propia. Con un tratamiento anatómico perfecto, la modelo y actriz inglesa, porta símbolos que nos plantean sus gustos y su manera de pensar. Fulaleo, de esta manera, capta la psicología de sus personajes.

Posteriormente, su estilo ha madurado y se puede afirmar que nuestro creador puede ser admitido en el fascinante mundo de la ilustración. Sus fondos siguen siendo neutros, pues lo que le interesa realmente es resaltar a la figura protagónica para realce por sí sola y establezca un diálogo directo con el espectador. En el pasado año, sus modelos fueron extraídos de diversos medios, por solo citar a algunos, en su proceso creativo estuvieron presentes Robert De Niro, Al Pacino, Bill Gates, J Balvin, Michael Jackson, Mick Jagger, entre otros.

De sus inicios, Fulaleo ha ganado mucha experiencia. La solución que encontró para retratar a sus nuevos personajes es diferente, novedosa y espectacular. No plasma en sus ilustraciones a la persona tal cual, sino que lo acompaña de su pasado; con obras que hablan de un antes y un después. De un modo muy inteligente, se expresa con solo imágenes estéticamente bellas, sobre el paso del tiempo, la memoria, los logros y victorias.

Por eso, encontramos a un Robert De Niro joven junto a la figura que todos conocemos actualmente. Sin embargo, el personaje joven porta un t-shirt que lleva dibujado el tiburón al que De Niro actor le dio vida y voz en el filme El espanta tiburones. Estos son guiños visuales de los que se vale el artista para comunicar y llevar al límite sus capacidades creativas. En otra pieza, aparece en un primer plano el Michael Jackson que formó parte de los Jackson´s Five y el que encarnó al Rey del Pop.

Son caricaturas únicas, donde el artista mientras las concebía y dibujaba, fue ganando experiencia. Su técnica en cada una de las ejecuciones fue mejorando, las líneas se iban generando por sí solas y el color se coloca en el lugar que le corresponde. Otra ilustración que llama poderosamente la atención es la que le hace a Bill Gate, el magnate de la Microsoft; de joven portando un t-shirt de color rojo y con el símbolo de Windows, tiene en sus manos un billete estadounidense en el que está escrito “Transformo mis ideas en dinero”, una frase que resume todos sus ideales y principios.

Su fabulosa producción, crece cada día. Sus piezas, presentan una estrecha relación con la sociedad y poseen un grado de actualidad impresionante y, además, están permeadas por su calidad estética, formal y conceptual. Sus obras, son nuevas maneras de asumir y mostrar la realidad, la representación del presente con el pasado no se convierten solamente en archivos de referentes, sino en memoria viva, a la que se le rinde tributo en cada momento.

Su riguroso proceso de selección nos habla de la seriedad con que trabaja Fulaleo. La contemporaneidad forma parte de su día a día, su entorno le ofrece los elementos suficientes para sus diversas soluciones, arriesgadas todas en su elaboración y en la construcción de sus mensajes. Una nueva gráfica, fascinante y racional, ha creado un artista en Colombia; sus líneas, fondos, colores, expresiones y poses hacen de Fulvio Obregón, Fulaleo, un talento innato en el arte de la ilustración.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed