Brasil | Artista Multidisciplinar | Iris Helena

Una experiencia personal e íntima

(…) la ciudad, sin embargo, no dice su pasado, pero lo contiene como las líneas de una mano, escrito en las esquinas de las calles (…)
    
Italo Calvino

Regresar al pasado, indagar en la memoria colectiva e individual, son los tópicos más visibles en las creaciones de Íris Helena, novel artista que desde la fotografía explora y nos muestra imágenes de su historia vivida. “Mi trabajo refleja y se ocupa de cuestiones relativas a la ciudad y el espacio urbano, desde una visión muy personal e íntima”, expresa la propia creadora.

Íris Helena, nace en João Pessoa, sin embargo, como todos los que quieren triunfar traslada su producción visual a ciudades importantes del arte como lo son Brasilia y São Paulo, urbes muy versátiles y múltiples en cuanto a estéticas, tendencias y movimientos dentro del panorama creativo carioca. Aquí, es muy fácil reconocer nombres que han pasado a la historia del arte brasileño; referencia se hace, por citar a algunos, a Cildo Meireles, Lygia Clarck, Vik Muniz, Adriana Varejão, Ernesto Neto y Rosângela Rennó.

Desde su primera exposición personal, la autora nos muestra cuál es el modus operandi que persigue desde sus inicios hasta la actualidad; le interesa explotar la carga simbólica que llevan implícito los materiales con los que trabaja, desde los post-it hasta los recibos de compra que fue adquiriendo durante sus viajes. Notas de Olvido, es el título de una de sus muestra, en el 2009, y de las piezas presentadas en la Alianza Francesa de su ciudad natal, aquí la artista expone seis grandes paneles fotográficos confeccionados con post-it (elemento utilizado para recordar), y que muestran lugares por lo que ella ha transitado. El material no es duradero, por lo que la pieza, puede ser considerada efímera y sus escenas por lo tanto tienden a deshacerse y desaparecer.

En algunas ocasiones, hace de las intervenciones/instalaciones una obra participativa donde el espectador puede ir retirando los post-it hasta que la obra deje de existir, e incluso, puede armar su propia pieza; ejemplos fehacientes los encontramos en Notas Públicas I y II, Memorial y
Múltiples I, realizadas en 2010. “Observo la materia prima que existe a mi alrededor, al estar en desuso trato de darle otro significado a través de las imágenes que imprimo sobre el soporte escogido”, plantea Íris. La artista en este caso hace referencia a las series Ruinas, Archivo Muerto, Zona de Confort y la obra I Diario, de la serie Documentos.

Historias de ciudad

Cuanta historia no se refleja en las construcciones de las ciudades, los edificios son testigos del paso del tiempo, cada uno con su estilo refleja una época diferente. De esto trata el trabajo de Íris en Botín I, II y III (2011-2013), retrata fachadas e inmuebles antiguos que se encuentran en ruinas y lo imprime sobre papel higiénico. A partir del material empleado, se hace un llamado de atención sobre el abandono que sufren estas obras, que en su momento tuvieron importancia para su localidad. Es urgente la restauración y conservación de los mismos para mantener viva las tradiciones, ¡cuán importante es el recuerdo! “Una imagen es capaz de trasladarte a otro lugar, cada objeto que observo a mi alrededor me permite, con mis fotografía, crear otras lecturas y llevar al espectador a acceder a mi memoria”, afirmación de Íris  que resume la producción de esta creadora.

Llaman poderosamente la atención la serie Zona de Confort, en la que para esta ocasión imágenes de São Paulo se encuentran impresas sobre los paquetes metálicos de los medicamentos. En esta ciudad, desconocida para ella, pasó una residencia artística; parece ser que el soporte indica que tuvo que pasar por un tratamiento, tal vez, contra la ansiedad. También, sobresalen las instalaciones ejecutadas con comprobantes de pago que, según con Íris Helena: “todos los recibos fueron usados por mí y guardados desde el 2012. En ellos se registran todas las compras y lugares visitados. Mi intención fue crear un mapa de viajes que posibilitará al público conocer información muy personal”. En una primera exhibición presentó I Diario (2013), instalación que posibilita al espectador apreciar diferentes vales de compra adheridos a una pared, cada uno representa un fragmento de experiencias vividas únicas e irrepetibles. Estos documentos de consumo, los encontramos además en “Panoramas I, II y II” y en “Capital”, realizadas en 2014. Ambas forman parte de la serie Archivo Muerto, y exponen al receptor la relación que puede existir entre un objeto público y un espacio privado, ilustra cada comprobante con vistas panorámicas de ciudades su país natal, Brasil. Con ello, trata de cuestionar la precariedad de los espacios representados y el valor que estos puedan poseer.

Evocar el pasado no es tarea fácil. Desde la invención de la fotografía se ha hecho más factible capturar y guardar momentos que no se desean olvidar. Aunque no se considera fotógrafa, Íris Helena se vale de este recurso artístico para recordar y archivar sus memorias, porque como dice el refrán evocar el pasado es volver a vivir. “Uso la fotografía como apoyo a mi poética. A través del lente de una cámara puedo captar imágenes que se convierten en anotaciones visuales
íntimas y únicas de todos los días”.

Comentarios

comentarios

No Comments Yet

Comments are closed